Salomón

La tierra prometida 03/11/21

SALOMÓM ES UNGIDO REY DE ISRAEL Y DE JUDÁ: A instancias de David, el sacerdote Sadoc, el profeta Natán, Benaías y la guardia real montan a Salomón sobre la mula de David y lo llevan a Guijón para ser ungido rey de Israel y de Judá. A continuación, es aclamado por el pueblo como su rey. Adonías, hermano mayor de Salomón, que intentaba por todos los medios hacerse con el trono, al enterarse de la noticia tuvo miedo de Salomón y buscó asilo en los cuernos del altar, donde no estaba permitido matar a un hombre.

La tierra prometida 17/11/21

TESTAMENTO Y MUERTE DE DAVID: Cuando se acerca el día de su muerte, David, al igual que otras grandes figuras bíblicas, deja su testamento a los suyos. El testamento de David tiene dos partes bien diferenciadas: la parte religiosa-teológica y la parte política-circunstancial. En la primera, David exhorta a su hijo Salomón a guardar las disposiciones del Señor, tal y como están escritas en la Ley de Moisés, para poder seguir habitando en la presencia del Señor. En la segunda, David exhorta a su hijo Salomón a hacer justicia, castigando o recompensando a quienes él no había podido hacerlo en vida.

La tierra prometida 20/10/21

DAVID ANUNCIA A SALOMÓN COMO SUCESOR AL TRONO: Comenzamos con los libros de Reyes, que empiezan narrando el advenimiento de Salomón al trono y cierran con la caída del reino de Judá. Abarca del siglo X al VI a.C. Desaparecidos Amnón, Absalón y Quilab, se disputan la sucesión al trono Adonías, el mayor de los hijos que quedaba y Salomón. Finalmente, este último se hace con el trono gracias a la actuación de su madre Betsabé y del profeta Natán. El relato deja entrever que la acción calculada de ambos tiene como resultado, precisamente, lo que Dios tenía dispuesto para la sucesión de David

Palabra y Vida 11/10/21

1.) Lunes XXVIII de Tiempo Ordinario. Santos Juan XXIII pp y Mª Soledad Torres Acosta vg (Memoria Libre); 2.) Lecturas: Rm 1, 1-7; Sal 97, 1-4; 3.) Evangelio: Lc 11, 29-32 "Esta generación es una generación perversa, pide un signo..."

La tierra prometida 03/11/21

SALOMÓM ES UNGIDO REY DE ISRAEL Y DE JUDÁ: A instancias de David, el sacerdote Sadoc, el profeta Natán, Benaías y la guardia real montan a Salomón sobre la mula de David y lo llevan a Guijón para ser ungido rey de Israel y de Judá. A continuación, es aclamado por el pueblo como su rey. Adonías, hermano mayor de Salomón, que intentaba por todos los medios hacerse con el trono, al enterarse de la noticia tuvo miedo de Salomón y buscó asilo en los cuernos del altar, donde no estaba permitido matar a un hombre.

La tierra prometida 17/11/21

TESTAMENTO Y MUERTE DE DAVID: Cuando se acerca el día de su muerte, David, al igual que otras grandes figuras bíblicas, deja su testamento a los suyos. El testamento de David tiene dos partes bien diferenciadas: la parte religiosa-teológica y la parte política-circunstancial. En la primera, David exhorta a su hijo Salomón a guardar las disposiciones del Señor, tal y como están escritas en la Ley de Moisés, para poder seguir habitando en la presencia del Señor. En la segunda, David exhorta a su hijo Salomón a hacer justicia, castigando o recompensando a quienes él no había podido hacerlo en vida.

La tierra prometida 20/10/21

DAVID ANUNCIA A SALOMÓN COMO SUCESOR AL TRONO: Comenzamos con los libros de Reyes, que empiezan narrando el advenimiento de Salomón al trono y cierran con la caída del reino de Judá. Abarca del siglo X al VI a.C. Desaparecidos Amnón, Absalón y Quilab, se disputan la sucesión al trono Adonías, el mayor de los hijos que quedaba y Salomón. Finalmente, este último se hace con el trono gracias a la actuación de su madre Betsabé y del profeta Natán. El relato deja entrever que la acción calculada de ambos tiene como resultado, precisamente, lo que Dios tenía dispuesto para la sucesión de David

Palabra y Vida 11/10/21

1.) Lunes XXVIII de Tiempo Ordinario. Santos Juan XXIII pp y Mª Soledad Torres Acosta vg (Memoria Libre); 2.) Lecturas: Rm 1, 1-7; Sal 97, 1-4; 3.) Evangelio: Lc 11, 29-32 "Esta generación es una generación perversa, pide un signo..."