Llamada de Cristo

Una luz en tu vida 04/05/22

Uno de los textos más famosos de S. Agustín es: "Nos hiciste para Tí, Señor, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Tí". Todos necesitamos a Dios, incluso los que no creen en Dios. Hoy, el P. Guillermo nos relata una oración de un "incredulo" OFICIAL, que acabo creyendo en medio de una batalla. Dios llama siempre a la puerta de cada uno.

Una luz en tu vida 09/05/22

Hacemos hoy un eco de la celebración de ayer, Domingo del buen Pastor, jornada mundial de oración por las vocaciones. El P. Julian nos relata la historia de un boxeador que estaba al final de su pobre carrera, y que cambió su rumbo para acabar siendo un cristiano de profunda fe gracias al amor por una catequista, y al final llegar al seminario. Se trata del P. "Stu"

Una luz en tu vida 07/09/21

Cuento del artista que pinto a Cristo llamando a la puerta. El P. José Antonio no hace caer en la cuenta que esa puerta es la puerta de nuestro corazón, y no tiene picaporte por fuera, sólo se abre desde dentro del alma. Abre tu corazón a la llamada de Jesús.

Una luz en tu vida 04/05/22

Uno de los textos más famosos de S. Agustín es: "Nos hiciste para Tí, Señor, y nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en Tí". Todos necesitamos a Dios, incluso los que no creen en Dios. Hoy, el P. Guillermo nos relata una oración de un "incredulo" OFICIAL, que acabo creyendo en medio de una batalla. Dios llama siempre a la puerta de cada uno.

Una luz en tu vida 09/05/22

Hacemos hoy un eco de la celebración de ayer, Domingo del buen Pastor, jornada mundial de oración por las vocaciones. El P. Julian nos relata la historia de un boxeador que estaba al final de su pobre carrera, y que cambió su rumbo para acabar siendo un cristiano de profunda fe gracias al amor por una catequista, y al final llegar al seminario. Se trata del P. "Stu"

Una luz en tu vida 07/09/21

Cuento del artista que pinto a Cristo llamando a la puerta. El P. José Antonio no hace caer en la cuenta que esa puerta es la puerta de nuestro corazón, y no tiene picaporte por fuera, sólo se abre desde dentro del alma. Abre tu corazón a la llamada de Jesús.