Tobit

La tierra prometida 01/05/24

La tierra prometida 01/05/24

ENCUENTRO DE TOBÍAS CON EL ARCÁNGEL RAFAEL: Tobit encarga a su hijo Tobías ir a buscar los diez talentos de plata que había dejado en depósito a Gabael, en Media. Para ello le encarga que encuentre a un hombre fiel que le acompañe en el camino. Tobías encuentra al ángel Rafael, lo lleva junto a su padre Tobit y éste le ofrece como sueldo una dracma diaria, además de lo que necesite para el viaje. Tobías y Rafael se ponen en camino.
La tierra prometida 17/04/24

La tierra prometida 17/04/24

ORACIÓN DE TOBIT Y SARA: Tras la muerte de Senaquerib, Tobit regresó a su casa junto a su esposa Ana y su hijo Tobías. En la fiesta de Pentecostés, sentado ante un suculento banquete, Tobit le pide a su hijo Tobías que salga en busca de algún hermano necesitado para invitarle al banquete. Su hijo encontró a uno de su pueblo que había sido asesinado y Tobit esperó al anochecer para enterrarlo. Después se quedó dormido en el patio de su casa y unos pájaros dejaron caer sus excrementos sobre sus ojos, quedando ciego durante cuatro años. Un día Tobit cayó de rodillas ante Dios suplicándole la muerte al tiempo que Sara hacía lo mismo a kilómetros de distancia, también en el destierro. La oración de ambos fue escuchada y el Señor envió a Rafael para curar a los dos: a Tobit de su ceguera y a Sara del perverso demonio Asmodeo.
La tierra prometida 03/04/24

La tierra prometida 03/04/24

TOBIT, MODELO DE PIEDAD Y MISERIDORDIA: Hoy comenzamos con el libro de Tobías. El libro comienza narrando la historia de Tobit, padre de Tobías. Tobit, de la tribu de Neftalí, fue llevado cautivo a Asiria en tiempos del rey Salmanasar V, este era el motivo por el que él y su familia vivían en la ciudad de Nínive. Tobit era un judío piadoso que, incluso en la cautividad, continuaba cumpliendo la Ley de Moisés y adorando al Dios de Israel. Una de las numerosas obras de caridad que realizaba era la de enterrar a los muertos. Al enterarse el rey Senaquerib dio órdenes de acabar con su vida y Tobit tuvo que huir de Nínive. Más tarde, Senaquerib fue asesinado y Tobit regresó a su casa junto a su esposa Ana y a su hijo Tobías.
La tierra prometida 01/05/24

La tierra prometida 01/05/24

ENCUENTRO DE TOBÍAS CON EL ARCÁNGEL RAFAEL: Tobit encarga a su hijo Tobías ir a buscar los diez talentos de plata que había dejado en depósito a Gabael, en Media. Para ello le encarga que encuentre a un hombre fiel que le acompañe en el camino. Tobías encuentra al ángel Rafael, lo lleva junto a su padre Tobit y éste le ofrece como sueldo una dracma diaria, además de lo que necesite para el viaje. Tobías y Rafael se ponen en camino.
La tierra prometida 17/04/24

La tierra prometida 17/04/24

ORACIÓN DE TOBIT Y SARA: Tras la muerte de Senaquerib, Tobit regresó a su casa junto a su esposa Ana y su hijo Tobías. En la fiesta de Pentecostés, sentado ante un suculento banquete, Tobit le pide a su hijo Tobías que salga en busca de algún hermano necesitado para invitarle al banquete. Su hijo encontró a uno de su pueblo que había sido asesinado y Tobit esperó al anochecer para enterrarlo. Después se quedó dormido en el patio de su casa y unos pájaros dejaron caer sus excrementos sobre sus ojos, quedando ciego durante cuatro años. Un día Tobit cayó de rodillas ante Dios suplicándole la muerte al tiempo que Sara hacía lo mismo a kilómetros de distancia, también en el destierro. La oración de ambos fue escuchada y el Señor envió a Rafael para curar a los dos: a Tobit de su ceguera y a Sara del perverso demonio Asmodeo.
La tierra prometida 03/04/24

La tierra prometida 03/04/24

TOBIT, MODELO DE PIEDAD Y MISERIDORDIA: Hoy comenzamos con el libro de Tobías. El libro comienza narrando la historia de Tobit, padre de Tobías. Tobit, de la tribu de Neftalí, fue llevado cautivo a Asiria en tiempos del rey Salmanasar V, este era el motivo por el que él y su familia vivían en la ciudad de Nínive. Tobit era un judío piadoso que, incluso en la cautividad, continuaba cumpliendo la Ley de Moisés y adorando al Dios de Israel. Una de las numerosas obras de caridad que realizaba era la de enterrar a los muertos. Al enterarse el rey Senaquerib dio órdenes de acabar con su vida y Tobit tuvo que huir de Nínive. Más tarde, Senaquerib fue asesinado y Tobit regresó a su casa junto a su esposa Ana y a su hijo Tobías.