Aceptación voluntad de Dios

El padre Pío, en el umbral del paraíso 22/01/23

No busques evitar con ansiedad los accidentes de esta vida; evítalos con una perfecta esperanza de que, conforme nos vayan viniendo, Dios, a quien perteneces, te librará de ellos. Él te ha defendido hasta el presente, basta que te mantengas bien asida a la mano de su providencia y Él te asistirá en todo momento. (Padre Pío)

Una luz en tu vida 22/09/22

Desde hace ya tiempo, nos dice el P. Paco Tomás, utiliza una frase para la oración que dice "Ni un segundo antes, ni un segundo después, mi agenda la lleva el Señor", y nos cuenta una anecdota al respecto, en que de forma clara se ve que, efectivamente, nuestras agendas están en manos de Dios. "... Hagase Tu Voluntad..."

Una luz en tu vida 07/09/22

El padre Guillermo nos habla de Madeleine Delbrêl y sus escritos, para destacar que debemos dejarnos inventar por Dios, sin pedir explicaciones de lo que Él ha hecho en nosotros.

Clásicos de Espiritualidad 11/08/22

En el programa de hoy se termina de leer el capítulo 4 y con esto se da fin a la primera parte del libro. Corresponde a los primeros manuscritos encontrados y editados por primera vez en Kazán en el año 1884. Comenzaremos la segunda parte que contiene tres relatos o capítulos, éstos se encontraron en 1911 en Rusia y con el tiempo se incorporaron ambos en un mismo tomo. Respecto a las enseñanzas que nos transmite: en el relato "Camino a Kazán" vemos los maravillosos efectos que produce la práctica de la oración continua, habla también de aceptar la voluntad de Dios, pues es nuestro padre, nos ama y siempre nos da o permite lo que mejor nos conviene... Recuerda la frase del apóstol: "en todas las cosas interviene Dios para el bien de los que le aman". Por último, ya en la segunda parte del libro ocurrirá un extraño suceso que el peregrino buscará su significado.

Solo Dios: el hermano Rafael 05/07/21

En el programa de hoy veremos la meditación de fecha 28 de enero de 1937, y que se titula “mi Cielo en la Tierra”. Ha habido un cambio en la enfermería del monasterio, y el hermano Rafael sufre en su enfermedad, porque el hermano enfermero se come su comida. Todo lo vive abandonado en Dios porque no tiene soporte humano alguno, y dice ‘mi Cielo en la Tierra es mi celda’ y así vive acompañado de Jesús y de María. El padre abad piensa de otra manera, que lo mejor es que salga Rafael de la Trapa para que le cuiden adecuadamente. Ahora vamos a leer la meditación de 6 de febrero de 1937 y titulada “Fiat”. El Hno. Rafael expresa su ‘Hágase’ cuando le ordenan dejar la Trapa. Por tres veces ha dejado su casa, pero por tres veces ha tenido que volver a ella, pero ve la mano de Dios en todo y entiende cual es el amor que Dios le tiene, y sabe que todavía le toca purificarse de los apegos a sus cosas. Rafael no pide cuentas a Dios y se deja hacer porque sabe que él morirá trapense y amado de Dios. Acepta la Voluntad de Dios con sencillez. A partir del próximo programa leeremos las cartas que envió a sus familiares en las que reflejará sus expansiones antes de la gran batalla definitiva. Terminamos con la acostumbrada oración del Hno. Rafael, en esta ocasión con la titulada “Que feliz es vivir con Cristo”

Solo Dios: el hermano Rafael 03/08/20

Continuamos con el comentario, que ya empezamos semanas pasadas, de la larga carta de fecha 23 de febrero de 1936 y dirigida a su tía María. En primer lugar, como Rafael refleja lo que le costaba vivir en la enfermería del monasterio, en vez de estar con sus hermanos los monjes, conviene decir que Dios nos quiere hacer poco a poco venciendo y contradiciendo nuestros píos deseos, porque Él sabe lo que mejor necesitamos. De hecho, Rafael se goza en su enfermedad y pobreza porque le ha valido para conocer su inutilidad y saber cómo dar más gloria a Dios, así se lo dice a su tía para que ella sea capaz de amar la pobreza. Más adelante nos habla de la Felicidad para que nos preguntemos ¿Quién soy yo para medir lo que realmente necesito para ser feliz? Lo importante es aceptar que Dios nos da lo mejor para ser felices en la Eternidad. Pone como ejemplo, en este tema, a la Virgen María, y nos pide que nos consagremos a Ella. Dos temas, para que veamos que San Rafael Arnaiz siente como cualquier persona, son sus lágrimas mientras pela cebollas y su preocupación por cómo va evolucionando el tema político en España. Terminamos con la oración habitual, en esta ocasión con la titulada “Contigo, a mi lado, lo puedo todo”.

Solo Dios: el hermano Rafael 24/05/21

Continuamos con el comentario, comenzado la semana pasada, de la meditación de 10 de enero de 1937 y titulada “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito”. El Hno. Rafael nos habla de la felicidad que se puede sentir dentro de una enfermería cuando parecería que está en una cárcel, pero es que en ella, aunque inútil para la sociedad, él puede amar a Dios muy profundamente, porque allí se da cuenta que está lleno de miserias y que solo Dios le puede llenar de verdad. Que alegre es la espera para él, que nada espera, únicamente el encuentro con Dios. Ojala nosotros aprendiésemos de Rafael y supiésemos ofrecer nuestras pruebas para mayor gloria de Dios y bien de la Iglesia. Ahora, en la segunda parte del programa, vamos a leer la meditación del 13 de enero 1937, y titulada “Lo que veo desde mi ventana”. Antes, cuando estaba fuera contemplaba la grandeza de Dios en la naturaleza, pero ahora ve cosas más grandes, porque desde la ventana de la enfermería, ve el ábside de la Iglesia, de la Iglesia que es la casa de Dios. Dios me corto las alas, no puedo volar, pero Él está detrás de esas piedras, en el Sagrario. Comentamos, brevemente, que el Hno. Rafael puede contemplar a Dios a través de las obras de la Creación, pero el prefiere ver a Dios en el Sagrario. Terminamos orando con la oración del Hno. Rafael titulada “Alabad a Dios todas las gentes”

Solo Dios: el hermano Rafael 17/05/21

Hoy comentaremos la meditación de 10 de enero de 1937, leída la semana pasada, y titulada “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito”. Una meditación en la que Rafael nos habla de su recaída en su enfermedad, la diabetes, una enfermedad un poco desconocida en 1937, pero que a él le va a servir para esperar la muerte de una forma feliz, porque se cumplirá la Voluntad de Dios, acercando el encuentro con el Señor. Ojala nosotros pudiésemos pensar que nuestras enfermedades nos ayudan a acercarnos a Dios y a purificarnos. Rafael nos habla de la humillación, y nos pone un ejemplo, no es importante el fregar los suelos, o estar en la enfermería, lo mejor es humillarse aceptando lo que Dios quiera, y desde ahí unirse a la Cruz de Cristo. Bendita enfermedad que me acerca a Dios y me aleja de los hombres. Feliz quien sabe aprovechar estos momentos en que podemos ver la mano de Dios. Hoy finalizamos el programa con la oración del Hno. Rafael titulada “Que grande eres, Señor”

Solo Dios: el hermano Rafael 10/05/21

Hoy comenzamos con la lectura de la meditación de 8 de enero de 1937 y titulada “Guerra en el mundo”. El hermano comenta que en España hay una guerra, y en ella está su hermano. No tiene detalles de aquella, pero no le hacen falta para pedirle a La Virgen que termine ya, pero a Dios le pide que se haga su Voluntad, pero mire que su hermano está allí. Es una pequeña meditación, pero muy profunda. Aprendamos que de todas las guerras, y más en las civiles, el sufrimiento es muy profundo, pero que de todo, Dios saca cosas buenas. Continuamos en la segunda parte con la meditación del 10 de enero de 1937 y titulada “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito”. En esta ocasión el Hno. Rafael nos habla de su enfermedad y de que cuando Dios quiere se lo recuerda enviándole a la enfermería para que renuncie a lo que deseaba. ¡Cuánta soberbia se esconde en muchos ayunos! Es que la enfermedad me impide amar a Dios, como no es así, aceptemos, con amor lo que Él nos envía. Lo mismo con salud ofendería a Dios, dice Rafael. Ojala le llegase pronto el dulce encuentro, desea Rafael. Pensemos como el santo Job, “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito” Terminamos el programa con la oración del Hno. Rafael titulada “Yo soy la Verdad y la Vida”

El padre Pío, en el umbral del paraíso 22/01/23

No busques evitar con ansiedad los accidentes de esta vida; evítalos con una perfecta esperanza de que, conforme nos vayan viniendo, Dios, a quien perteneces, te librará de ellos. Él te ha defendido hasta el presente, basta que te mantengas bien asida a la mano de su providencia y Él te asistirá en todo momento. (Padre Pío)

Una luz en tu vida 22/09/22

Desde hace ya tiempo, nos dice el P. Paco Tomás, utiliza una frase para la oración que dice "Ni un segundo antes, ni un segundo después, mi agenda la lleva el Señor", y nos cuenta una anecdota al respecto, en que de forma clara se ve que, efectivamente, nuestras agendas están en manos de Dios. "... Hagase Tu Voluntad..."

Una luz en tu vida 07/09/22

El padre Guillermo nos habla de Madeleine Delbrêl y sus escritos, para destacar que debemos dejarnos inventar por Dios, sin pedir explicaciones de lo que Él ha hecho en nosotros.

Clásicos de Espiritualidad 11/08/22

En el programa de hoy se termina de leer el capítulo 4 y con esto se da fin a la primera parte del libro. Corresponde a los primeros manuscritos encontrados y editados por primera vez en Kazán en el año 1884. Comenzaremos la segunda parte que contiene tres relatos o capítulos, éstos se encontraron en 1911 en Rusia y con el tiempo se incorporaron ambos en un mismo tomo. Respecto a las enseñanzas que nos transmite: en el relato "Camino a Kazán" vemos los maravillosos efectos que produce la práctica de la oración continua, habla también de aceptar la voluntad de Dios, pues es nuestro padre, nos ama y siempre nos da o permite lo que mejor nos conviene... Recuerda la frase del apóstol: "en todas las cosas interviene Dios para el bien de los que le aman". Por último, ya en la segunda parte del libro ocurrirá un extraño suceso que el peregrino buscará su significado.

Solo Dios: el hermano Rafael 05/07/21

En el programa de hoy veremos la meditación de fecha 28 de enero de 1937, y que se titula “mi Cielo en la Tierra”. Ha habido un cambio en la enfermería del monasterio, y el hermano Rafael sufre en su enfermedad, porque el hermano enfermero se come su comida. Todo lo vive abandonado en Dios porque no tiene soporte humano alguno, y dice ‘mi Cielo en la Tierra es mi celda’ y así vive acompañado de Jesús y de María. El padre abad piensa de otra manera, que lo mejor es que salga Rafael de la Trapa para que le cuiden adecuadamente. Ahora vamos a leer la meditación de 6 de febrero de 1937 y titulada “Fiat”. El Hno. Rafael expresa su ‘Hágase’ cuando le ordenan dejar la Trapa. Por tres veces ha dejado su casa, pero por tres veces ha tenido que volver a ella, pero ve la mano de Dios en todo y entiende cual es el amor que Dios le tiene, y sabe que todavía le toca purificarse de los apegos a sus cosas. Rafael no pide cuentas a Dios y se deja hacer porque sabe que él morirá trapense y amado de Dios. Acepta la Voluntad de Dios con sencillez. A partir del próximo programa leeremos las cartas que envió a sus familiares en las que reflejará sus expansiones antes de la gran batalla definitiva. Terminamos con la acostumbrada oración del Hno. Rafael, en esta ocasión con la titulada “Que feliz es vivir con Cristo”

Solo Dios: el hermano Rafael 03/08/20

Continuamos con el comentario, que ya empezamos semanas pasadas, de la larga carta de fecha 23 de febrero de 1936 y dirigida a su tía María. En primer lugar, como Rafael refleja lo que le costaba vivir en la enfermería del monasterio, en vez de estar con sus hermanos los monjes, conviene decir que Dios nos quiere hacer poco a poco venciendo y contradiciendo nuestros píos deseos, porque Él sabe lo que mejor necesitamos. De hecho, Rafael se goza en su enfermedad y pobreza porque le ha valido para conocer su inutilidad y saber cómo dar más gloria a Dios, así se lo dice a su tía para que ella sea capaz de amar la pobreza. Más adelante nos habla de la Felicidad para que nos preguntemos ¿Quién soy yo para medir lo que realmente necesito para ser feliz? Lo importante es aceptar que Dios nos da lo mejor para ser felices en la Eternidad. Pone como ejemplo, en este tema, a la Virgen María, y nos pide que nos consagremos a Ella. Dos temas, para que veamos que San Rafael Arnaiz siente como cualquier persona, son sus lágrimas mientras pela cebollas y su preocupación por cómo va evolucionando el tema político en España. Terminamos con la oración habitual, en esta ocasión con la titulada “Contigo, a mi lado, lo puedo todo”.

Solo Dios: el hermano Rafael 24/05/21

Continuamos con el comentario, comenzado la semana pasada, de la meditación de 10 de enero de 1937 y titulada “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito”. El Hno. Rafael nos habla de la felicidad que se puede sentir dentro de una enfermería cuando parecería que está en una cárcel, pero es que en ella, aunque inútil para la sociedad, él puede amar a Dios muy profundamente, porque allí se da cuenta que está lleno de miserias y que solo Dios le puede llenar de verdad. Que alegre es la espera para él, que nada espera, únicamente el encuentro con Dios. Ojala nosotros aprendiésemos de Rafael y supiésemos ofrecer nuestras pruebas para mayor gloria de Dios y bien de la Iglesia. Ahora, en la segunda parte del programa, vamos a leer la meditación del 13 de enero 1937, y titulada “Lo que veo desde mi ventana”. Antes, cuando estaba fuera contemplaba la grandeza de Dios en la naturaleza, pero ahora ve cosas más grandes, porque desde la ventana de la enfermería, ve el ábside de la Iglesia, de la Iglesia que es la casa de Dios. Dios me corto las alas, no puedo volar, pero Él está detrás de esas piedras, en el Sagrario. Comentamos, brevemente, que el Hno. Rafael puede contemplar a Dios a través de las obras de la Creación, pero el prefiere ver a Dios en el Sagrario. Terminamos orando con la oración del Hno. Rafael titulada “Alabad a Dios todas las gentes”

Solo Dios: el hermano Rafael 17/05/21

Hoy comentaremos la meditación de 10 de enero de 1937, leída la semana pasada, y titulada “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito”. Una meditación en la que Rafael nos habla de su recaída en su enfermedad, la diabetes, una enfermedad un poco desconocida en 1937, pero que a él le va a servir para esperar la muerte de una forma feliz, porque se cumplirá la Voluntad de Dios, acercando el encuentro con el Señor. Ojala nosotros pudiésemos pensar que nuestras enfermedades nos ayudan a acercarnos a Dios y a purificarnos. Rafael nos habla de la humillación, y nos pone un ejemplo, no es importante el fregar los suelos, o estar en la enfermería, lo mejor es humillarse aceptando lo que Dios quiera, y desde ahí unirse a la Cruz de Cristo. Bendita enfermedad que me acerca a Dios y me aleja de los hombres. Feliz quien sabe aprovechar estos momentos en que podemos ver la mano de Dios. Hoy finalizamos el programa con la oración del Hno. Rafael titulada “Que grande eres, Señor”

Solo Dios: el hermano Rafael 10/05/21

Hoy comenzamos con la lectura de la meditación de 8 de enero de 1937 y titulada “Guerra en el mundo”. El hermano comenta que en España hay una guerra, y en ella está su hermano. No tiene detalles de aquella, pero no le hacen falta para pedirle a La Virgen que termine ya, pero a Dios le pide que se haga su Voluntad, pero mire que su hermano está allí. Es una pequeña meditación, pero muy profunda. Aprendamos que de todas las guerras, y más en las civiles, el sufrimiento es muy profundo, pero que de todo, Dios saca cosas buenas. Continuamos en la segunda parte con la meditación del 10 de enero de 1937 y titulada “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito”. En esta ocasión el Hno. Rafael nos habla de su enfermedad y de que cuando Dios quiere se lo recuerda enviándole a la enfermería para que renuncie a lo que deseaba. ¡Cuánta soberbia se esconde en muchos ayunos! Es que la enfermedad me impide amar a Dios, como no es así, aceptemos, con amor lo que Él nos envía. Lo mismo con salud ofendería a Dios, dice Rafael. Ojala le llegase pronto el dulce encuentro, desea Rafael. Pensemos como el santo Job, “El Señor me lo dio, el Señor me lo quito” Terminamos el programa con la oración del Hno. Rafael titulada “Yo soy la Verdad y la Vida”