Pecado venial

Catecismo de la Iglesia Católica 12/06/24

Catecismo de la Iglesia Católica 12/06/24

1456: Necesidad de la confesión de los pecados: Tras repasar el n. 1455, pasamos al n. 1456 (con el marginal 1855), que recoge la enseñanza del Concilio de Trento sobre la necesidad de confesar todos los pecados mortales de que se tenga conciencia tras haberse examinado seriamente.- Vida de S. Juan de la Cruz (23).

Clásicos de Espiritualidad: Introducción a la vida devota 12/10/23

En el programa anterior se acabó de leer las meditaciones que San Francisco Sales compuso para afianzar el deseo de seguir una vida devota. Seguidamente a estas meditaciones nos aconseja realizar una confesión general con humidad y con confianza en la misericordia de Dios. Insiste, después, en cómo nos afecta el pecado venial. Somos humanos y es fácil cometer pecados veniales, lo importante es levantarse enseguida después de caer en ellos, lo verdaderamente es acostumbrarnos y vivir con ellos, lo que dice San Francisco de Sales: tener afecto o apego al pecado venial, en este caso no puede realizarse la unión con Dios, sería vivir la vida cristiana de forma mediocre.

Catecismo de la Iglesia Católica 26/09/23

1394-1395: La Eucaristía y el perdón de los pecados: El n. 1394 (con los marginales 1863 y 1436) enseña que la Eucaristía fortalece la caridad, la cual borra los pecados veniales, haciéndonos capaces de romper los lazos desordenados con las criaturas. El 1395 (con los marginales 1855 y 1446) añade que por esa caridad que enciende en nosotros, la Eucaristía nos preserva de futuros pecados mortales, pero recuerda también que no está ordenada al perdón de tales pecados, lo cual es propio del sacramento de la Penitencia.- Luis Martin y Celia Guérin, padres de Sta. Teresita (55).
Catecismo de la Iglesia Católica 12/06/24

Catecismo de la Iglesia Católica 12/06/24

1456: Necesidad de la confesión de los pecados: Tras repasar el n. 1455, pasamos al n. 1456 (con el marginal 1855), que recoge la enseñanza del Concilio de Trento sobre la necesidad de confesar todos los pecados mortales de que se tenga conciencia tras haberse examinado seriamente.- Vida de S. Juan de la Cruz (23).

Clásicos de Espiritualidad: Introducción a la vida devota 12/10/23

En el programa anterior se acabó de leer las meditaciones que San Francisco Sales compuso para afianzar el deseo de seguir una vida devota. Seguidamente a estas meditaciones nos aconseja realizar una confesión general con humidad y con confianza en la misericordia de Dios. Insiste, después, en cómo nos afecta el pecado venial. Somos humanos y es fácil cometer pecados veniales, lo importante es levantarse enseguida después de caer en ellos, lo verdaderamente es acostumbrarnos y vivir con ellos, lo que dice San Francisco de Sales: tener afecto o apego al pecado venial, en este caso no puede realizarse la unión con Dios, sería vivir la vida cristiana de forma mediocre.

Catecismo de la Iglesia Católica 26/09/23

1394-1395: La Eucaristía y el perdón de los pecados: El n. 1394 (con los marginales 1863 y 1436) enseña que la Eucaristía fortalece la caridad, la cual borra los pecados veniales, haciéndonos capaces de romper los lazos desordenados con las criaturas. El 1395 (con los marginales 1855 y 1446) añade que por esa caridad que enciende en nosotros, la Eucaristía nos preserva de futuros pecados mortales, pero recuerda también que no está ordenada al perdón de tales pecados, lo cual es propio del sacramento de la Penitencia.- Luis Martin y Celia Guérin, padres de Sta. Teresita (55).