Vanidad

Solo Dios: el hermano Rafael 20/06/22

Seguimos con la meditación del 10 de abril de 1938, titulada “Domingo de Ramos”. Lo primero que cabe destacar es que para el Hno. Rafael el amor a Dios y la vanidad son incompatibles, porque el amar a Dios es desear que siempre se cumpla su Voluntad, y porque Dios lo que desea es que seamos felices, y realmente Dios es el que sabe que nos hace totalmente, y para siempre, felices. También comenta que no tiene director espiritual, pero que lo está deseando porque como dice el dicho monástico "el que obedece no se equivoca". Al final de la meditación nos habla del deseo de llevar la cogulla, pero desde el punto de vista de que es solo vanidad, porque se siente indigno de llevarla. En la segunda parte leeremos la meditación de fecha 12 de abril de 1938 y titulada “Martes santo”. Continua con la idea de que teniendo a Dios y su amor, no le hace falta nada más, y que ese amor transforma las espinas en rosas. Terminamos con la clásica oración del Hno. Rafael, en esta caso con la titulada “Soy un pobre pecador”

Solo Dios: el hermano Rafael 13/06/22

Comenzamos con la lectura de la meditación del 10 de Abril de 1938 que lleva por título "Domingo de Ramos". Nada hice por Jesús, pero, a pesar de eso, me veo amado y sostenido por Él, ¡Qué bueno es Dios! Cabe destacar en esta meditación lo que dice el Hno. Rafael de varios temas: La santa indiferencia, vanidad es todo lo que NO es amar a Dios. El único deseo que le queda es hacer lo que Dios quiere, pero sin director espiritual tiene miedo a equivocarse. En la segunda parte del programa vamos a hacer un comentario sobre esta meditación. No podemos entender ninguna vida consagrada si no es para dar gloria a Dios, desprendiéndose de todo, incluso de uno mismo y los propios deseos. Terminamos el programa con la oración del Hno. Rafael titulada “Ayúdame a servirte amando mi propia flaqueza”

Solo Dios: el hermano Rafael 04/04/22

Hoy nos centraremos en la meditación de fecha 8 de marzo de 1938, de la sección"Dios y mi alma" y titulada "Nada de lo que tiene fin es grande". Dios y su voluntad es lo único que ocupa mi vida, dice el Hno. Rafael. En esta meditación nos cuenta que lo único que le importa es cumplir la Voluntad de Dios. Además, nos relata la anécdota de como fue a pedir al padre prior una penitencia para el tiempo de cuaresma, y en vez de eso lo que le dijo es que en Pascua recibiría la cogulla y el escapulario negro. Nos cuenta que su alegría podía tener algo de vanidad, porque Dios no está en el hábito, en las niñerías, sino en los corazones desprendidos que prefieren vivir en el Corazón del Señor y cumplir lo que Él quiere.

Solo Dios: el hermano Rafael 08/11/21

Continuamos con la lectura de la carta de fecha 1 de Noviembre de 1937, y dirigida al hermano Tescelino Arribas Gimeno. Le dice en esta carta que no le va a enviar el diario prometido, porque le bullen en la cabeza tantas cosas que prefiere no contarlas, sino meditarlas en silencio. El diario que le mandaría sería el de un inútil, un enfermo, nada, porque sólo Dios es capaz de llenarnos. En mi caso, dice el Hno. Rafael, soy una pobre alma que quiso volar, y Dios le corto las alas, y le mostró lo que era, un poquito de basura. Entonces, lo mejor es dejarse llevar por Dios. Dice lo siguiente: Suponte que estas en tu casa enfermo, sin valerte para nada, y pasa por tu puerta Jesús rodeado de pecadores, y te llama, y le ves esos ojos preciosos, ¿Tu que harías? ¿Le dirías, si, pero si me sanas, o me das un enfermero? Ante sus ojos, te hubieras levantado para seguirle sin importar nada. Cada vez me pesa más la cruz, pero cada vez pienso en esto “sólo Dios”. En la segunda parte comenzaremos el comentario a esta carta. Lo primero de todo es comentar el diario que dice Rafael, él se siente nada, es más se siente basura amada por Jesús. Lleva un camino de insignificancia en el que solo busca pasar por el mundo sin que nadie se entere, porque la vanidad no te deja centrarte en Dios Terminamos con la oración del hermano Rafael, titulas “Querer mucho a Jesús”.

Una luz en tu vida 28/08/21

El padre Alfonso nos relata un cuento sobre la vanidad y la soberbia de un joven conductor que no se dejaba ayudar por un anciano, eso nos pasa muchas veces con Dios, que no nos dejamos guiar por Él y nos saltamos sus mandamientos y los cambiamos por los nuestros.

Solo Dios: el hermano Rafael 19/11/18

Vamos a seguir conociendo al Hno. Rafael en sus cartas, en esta ocasión leeremos la de fecha 15-3-1931, dirigida a su tía María, duquesa de Maqueda, en la que pide perdón a Dios por no haber escrito antes, debido a su pereza, y también por su vanidad. También le cuenta a su tía lo que cualquier cristiano, que haya conocido un poco la belleza de Dios, debería hacer si no fuese egoísta, que es contarles a sus amigos lo grande que es esa belleza.

El hombre de hoy y Dios 2019 – 27/02/19

Vanidad (2): Seguimos hablando de la vanidad. La analizaremos desde el punto de vista bíblico, psicológico y moral, con aportaciones de los profesores Ignacio Morgado y Martín Echavarría. Nos ayuda el análisis de la novela 'Sentido y sensibilidad' (Jane Austen) y de la película homónima (Ang Lee, Emma Thompson, Kate Winslet), el testimonio de Lord Nicholas Windsor, la música de Mecano y del grupo Alfareros...

Solo Dios: el hermano Rafael 20/06/22

Seguimos con la meditación del 10 de abril de 1938, titulada “Domingo de Ramos”. Lo primero que cabe destacar es que para el Hno. Rafael el amor a Dios y la vanidad son incompatibles, porque el amar a Dios es desear que siempre se cumpla su Voluntad, y porque Dios lo que desea es que seamos felices, y realmente Dios es el que sabe que nos hace totalmente, y para siempre, felices. También comenta que no tiene director espiritual, pero que lo está deseando porque como dice el dicho monástico "el que obedece no se equivoca". Al final de la meditación nos habla del deseo de llevar la cogulla, pero desde el punto de vista de que es solo vanidad, porque se siente indigno de llevarla. En la segunda parte leeremos la meditación de fecha 12 de abril de 1938 y titulada “Martes santo”. Continua con la idea de que teniendo a Dios y su amor, no le hace falta nada más, y que ese amor transforma las espinas en rosas. Terminamos con la clásica oración del Hno. Rafael, en esta caso con la titulada “Soy un pobre pecador”

Solo Dios: el hermano Rafael 13/06/22

Comenzamos con la lectura de la meditación del 10 de Abril de 1938 que lleva por título "Domingo de Ramos". Nada hice por Jesús, pero, a pesar de eso, me veo amado y sostenido por Él, ¡Qué bueno es Dios! Cabe destacar en esta meditación lo que dice el Hno. Rafael de varios temas: La santa indiferencia, vanidad es todo lo que NO es amar a Dios. El único deseo que le queda es hacer lo que Dios quiere, pero sin director espiritual tiene miedo a equivocarse. En la segunda parte del programa vamos a hacer un comentario sobre esta meditación. No podemos entender ninguna vida consagrada si no es para dar gloria a Dios, desprendiéndose de todo, incluso de uno mismo y los propios deseos. Terminamos el programa con la oración del Hno. Rafael titulada “Ayúdame a servirte amando mi propia flaqueza”

Solo Dios: el hermano Rafael 04/04/22

Hoy nos centraremos en la meditación de fecha 8 de marzo de 1938, de la sección"Dios y mi alma" y titulada "Nada de lo que tiene fin es grande". Dios y su voluntad es lo único que ocupa mi vida, dice el Hno. Rafael. En esta meditación nos cuenta que lo único que le importa es cumplir la Voluntad de Dios. Además, nos relata la anécdota de como fue a pedir al padre prior una penitencia para el tiempo de cuaresma, y en vez de eso lo que le dijo es que en Pascua recibiría la cogulla y el escapulario negro. Nos cuenta que su alegría podía tener algo de vanidad, porque Dios no está en el hábito, en las niñerías, sino en los corazones desprendidos que prefieren vivir en el Corazón del Señor y cumplir lo que Él quiere.

Solo Dios: el hermano Rafael 08/11/21

Continuamos con la lectura de la carta de fecha 1 de Noviembre de 1937, y dirigida al hermano Tescelino Arribas Gimeno. Le dice en esta carta que no le va a enviar el diario prometido, porque le bullen en la cabeza tantas cosas que prefiere no contarlas, sino meditarlas en silencio. El diario que le mandaría sería el de un inútil, un enfermo, nada, porque sólo Dios es capaz de llenarnos. En mi caso, dice el Hno. Rafael, soy una pobre alma que quiso volar, y Dios le corto las alas, y le mostró lo que era, un poquito de basura. Entonces, lo mejor es dejarse llevar por Dios. Dice lo siguiente: Suponte que estas en tu casa enfermo, sin valerte para nada, y pasa por tu puerta Jesús rodeado de pecadores, y te llama, y le ves esos ojos preciosos, ¿Tu que harías? ¿Le dirías, si, pero si me sanas, o me das un enfermero? Ante sus ojos, te hubieras levantado para seguirle sin importar nada. Cada vez me pesa más la cruz, pero cada vez pienso en esto “sólo Dios”. En la segunda parte comenzaremos el comentario a esta carta. Lo primero de todo es comentar el diario que dice Rafael, él se siente nada, es más se siente basura amada por Jesús. Lleva un camino de insignificancia en el que solo busca pasar por el mundo sin que nadie se entere, porque la vanidad no te deja centrarte en Dios Terminamos con la oración del hermano Rafael, titulas “Querer mucho a Jesús”.

Una luz en tu vida 28/08/21

El padre Alfonso nos relata un cuento sobre la vanidad y la soberbia de un joven conductor que no se dejaba ayudar por un anciano, eso nos pasa muchas veces con Dios, que no nos dejamos guiar por Él y nos saltamos sus mandamientos y los cambiamos por los nuestros.

Solo Dios: el hermano Rafael 19/11/18

Vamos a seguir conociendo al Hno. Rafael en sus cartas, en esta ocasión leeremos la de fecha 15-3-1931, dirigida a su tía María, duquesa de Maqueda, en la que pide perdón a Dios por no haber escrito antes, debido a su pereza, y también por su vanidad. También le cuenta a su tía lo que cualquier cristiano, que haya conocido un poco la belleza de Dios, debería hacer si no fuese egoísta, que es contarles a sus amigos lo grande que es esa belleza.

El hombre de hoy y Dios 2019 – 27/02/19

Vanidad (2): Seguimos hablando de la vanidad. La analizaremos desde el punto de vista bíblico, psicológico y moral, con aportaciones de los profesores Ignacio Morgado y Martín Echavarría. Nos ayuda el análisis de la novela 'Sentido y sensibilidad' (Jane Austen) y de la película homónima (Ang Lee, Emma Thompson, Kate Winslet), el testimonio de Lord Nicholas Windsor, la música de Mecano y del grupo Alfareros...