La noche oscura

Solo Dios: el hermano Rafael 11/07/22

Continuamos con el comentario de la meditación de fecha 14 de abril de 1938, día de Jueves Santo. Lo primero que debemos destacar es que el Hno. Rafael ya presiente su muerte, pero tiene el consuelo de que vive con Dios y para Dios, pero a pesar de saber que su sufrimiento tiene un sentido, tiene miedo, a pesar de todo, a perder a Dios en su particular Noche oscura. En la segunda parte del programa vamos a tratar de ver la carta de fecha 15 de abril de 1938 y dirigida al hermano Tescelino en que, entre otras cosas, le dice que pide mucho por él para que no desfallezca ahora que le toca estar en medio del mundo y fuera del claustro y dentro de la guerra, y sobre todo que hay que amarse se esté donde se esté. Terminamos orando con el Hno. Rafael con la oración de título "Quisiera morir de amor"

Solo Dios: el hermano Rafael 15/07/19

Leeremos la carta de fecha 29 de septiembre 1934 y dirigida al Sr. Marino del Hierro, en la que da respuesta a la última de este. Se centra, el Hno. Rafael, en las ayudas de Dios para seguir nuestro camino. Al principio nos lo va marcando claramente, pero según se va progresando parece como que el Señor se oculta, pero no por esto nos debemos desanimar, es que va probando nuestros progresos. Más merito tiene trabajar cuando tenemos desolación y desánimo. Algo parecido nos ocurre con la oración, que no siempre está llena de consuelos. En la segunda parte vemos como el Hno. Rafael abre su corazón a D. Marino del Hierro y le va indicando una serie de cosas fundamentales como es, para él, la comunión diaria y no sólo los domingos. Otras cosas a destacar de la carta son el tema de la “Noche oscura”, el de la Lectura espiritual con la Palabra de Dios, y, sobre todo, el tener muchos instantes de la vida dedicados a la Madre de Dios. Por último el Hno. Rafael le habla a su amigo Marino de la confianza en Dios, pero también de la necesidad de las oraciones y apoyos de los hermanos, porque la fe se ha de vivir unidos a los hermanos. Terminamos con la oración del Hno. Rafael “Señor, tómame a mí, y date Tú al mundo entero”

Solo Dios: el hermano Rafael 11/07/22

Continuamos con el comentario de la meditación de fecha 14 de abril de 1938, día de Jueves Santo. Lo primero que debemos destacar es que el Hno. Rafael ya presiente su muerte, pero tiene el consuelo de que vive con Dios y para Dios, pero a pesar de saber que su sufrimiento tiene un sentido, tiene miedo, a pesar de todo, a perder a Dios en su particular Noche oscura. En la segunda parte del programa vamos a tratar de ver la carta de fecha 15 de abril de 1938 y dirigida al hermano Tescelino en que, entre otras cosas, le dice que pide mucho por él para que no desfallezca ahora que le toca estar en medio del mundo y fuera del claustro y dentro de la guerra, y sobre todo que hay que amarse se esté donde se esté. Terminamos orando con el Hno. Rafael con la oración de título "Quisiera morir de amor"

Solo Dios: el hermano Rafael 15/07/19

Leeremos la carta de fecha 29 de septiembre 1934 y dirigida al Sr. Marino del Hierro, en la que da respuesta a la última de este. Se centra, el Hno. Rafael, en las ayudas de Dios para seguir nuestro camino. Al principio nos lo va marcando claramente, pero según se va progresando parece como que el Señor se oculta, pero no por esto nos debemos desanimar, es que va probando nuestros progresos. Más merito tiene trabajar cuando tenemos desolación y desánimo. Algo parecido nos ocurre con la oración, que no siempre está llena de consuelos. En la segunda parte vemos como el Hno. Rafael abre su corazón a D. Marino del Hierro y le va indicando una serie de cosas fundamentales como es, para él, la comunión diaria y no sólo los domingos. Otras cosas a destacar de la carta son el tema de la “Noche oscura”, el de la Lectura espiritual con la Palabra de Dios, y, sobre todo, el tener muchos instantes de la vida dedicados a la Madre de Dios. Por último el Hno. Rafael le habla a su amigo Marino de la confianza en Dios, pero también de la necesidad de las oraciones y apoyos de los hermanos, porque la fe se ha de vivir unidos a los hermanos. Terminamos con la oración del Hno. Rafael “Señor, tómame a mí, y date Tú al mundo entero”