Contenidos sobre Formación y Fe

«Difundiendo el Evangelio y la devoción a la Madre de Jesús, promoviendo el amor a la Iglesia y a la oración, se ofrece un ‘canal’ válido para escuchar bellas reflexiones, para aprender a orar, para profundizar los contenidos de la fe que edifican y amplían los horizontes». (Papa Francisco a Radio María).

La fe es importante conocerla, porque lo que no se conoce, no se ama. Además es una herramienta útil en nuestra vida, para ser más coherentes, para entablar diálogo con otros. En definitiva, para ayudarnos a ser santos. Radio María te ofrece un amplio elenco de programas orientados a conocer y profundizar en nuestra fe, desde sus bases hasta lo más específico, todo ello de manos de expertos en esos temas: espiritualidad, doctrina social, mariología, estudio de la Biblia, del catecismo, etc.

No se pueden cargar los programas en este momento. Disculpe las molestias

descubre

Lo más reciente

Cada día añadimos nuevos contenidos de tu interés

Sexto Continente 2018 – 07/05/18

1.) Se cumplen 50 años de la revolución cultural de Mayo del 68. Reflexiones sobre sus causas y sus influjos; 2.) Explicación del punto nº 49 del DoCat: ¿Qué significa vivir en sociedad?; 3.) Respuestas a las consultas de los oyentes.

Caminos de María 07/05/18

Hoy caminamos junto a María con la entrañable advocación de Nuestra Señora de la Confianza. La confianza es una gran virtud y muy propiamente mariana. Esta advocación se venera en Roma en una imagen de la Virgen de la Confianza que se encuentra en el Pontificio Seminario y del que es su patrona. Esta devoción está vinculada a la hermana clarisa Clara Isabel Fornari. Nuestra Señora de la confianza también es venerada en el Monasterio Trapense de Normandía en Soligny-la-Trappe y en muchos otros lugares. ¡Descubran y saboreen este relato!

Catequesis en familia 07/05/18

Hoy asistimos a la Presentación del Niño Dios en el Templo. ¿Qué Le dices al Padre con Tu Corazón, aunque todavía no sepas pronunciar palabra? Aquí estoy con mis hermanos los hombres, muchas gracias. El Amor de Dios no hace distinciones.