Contenidos sobre Formación y Fe

«Difundiendo el Evangelio y la devoción a la Madre de Jesús, promoviendo el amor a la Iglesia y a la oración, se ofrece un ‘canal’ válido para escuchar bellas reflexiones, para aprender a orar, para profundizar los contenidos de la fe que edifican y amplían los horizontes». (Papa Francisco a Radio María).

La fe es importante conocerla, porque lo que no se conoce, no se ama. Además es una herramienta útil en nuestra vida, para ser más coherentes, para entablar diálogo con otros. En definitiva, para ayudarnos a ser santos. Radio María te ofrece un amplio elenco de programas orientados a conocer y profundizar en nuestra fe, desde sus bases hasta lo más específico, todo ello de manos de expertos en esos temas: espiritualidad, doctrina social, mariología, estudio de la Biblia, del catecismo, etc.

No se pueden cargar los programas en este momento. Disculpe las molestias

descubre

Lo más reciente

Cada día añadimos nuevos contenidos de tu interés

Catecismo de la Iglesia Católica 1086 – 12/11/20

1086-1087: Cristo actúa hoy a través de su Iglesia, edificada sobre los apóstoles y sus sucesores: El n. 1086 (con el marginal 858) nos enseña que Cristo envió a los apóstoles (=”enviados”) no solo para anunciar la redención realizada por Él, sino para hacer presente esa misma obra de salvación a través de la liturgia sacramental. El n. 1087 (con los marginales 861 y 1536) nos recuerda que Jesús resucitado, dando el Espíritu Santo a los apóstoles, les confió su poder de santificación, el cual comunican a sus sucesores a través de la sucesión apostólica, transmitida por el sacramento del Orden.- S. Pedro Claver (4)

Palabra y Vida 2020 – 12/11/20

1.) Jueves XXXII de Tiempo Ordinario. San Josafat, ob (Memoria Obligatoria); 2.) Lecturas: Flm 7-20; Sal 144, 6c-10; 3.) Evangelio: Lc 17, 20-25.

Catecismo de la Iglesia Católica 1085 – 11/11/20

1085 (cont.): El misterio pascual: Profundizamos en el n. 1085 (con los marginales 519 y 1165), que explica cómo el centro de la vida y acción redentora de Cristo fue su misterio pascual, el cual no se ha quedado como un hecho histórico pasado, sino que permanece y se hace presente en la Liturgia. Y es que “todo lo que Cristo hizo y padeció por los hombres participa de la eternidad divina y domina así todos los tiempos”.- S. Pedro Claver (3).